Mary Shelley

Biografía

Mary Shelley nació en Londres, el 30 de agosto de 1797. Su madre, Mary Wollstonecraft, fue una importante pensadora, escritora y feminista; mientras que su padre, William Godwin, era filósofo, periodista y activista político. La madre de Shelley falleció a pocos días de su nacimiento; sin embargo, Mary la admiraba y le tenía un enorme respeto, pues fue una ávida lectora de su obra. Tiempo después su padre volvió a casarse con Mary Jane Clairmont, quien era madre de Charles y Claire Clairmont.

Debido a las ideas liberales de su padre, Mary y su media hermana tuvieron un libre acceso al conocimiento y la educación, y crecieron en un ambiente lleno de libros, intelectuales, literatos y políticos; lo que, evidentemente influyó en su desarrollo intelectual. 

Durante su vida, Mary Shelley convivió con importantes personajes de la literatura. Entre sus conocidos, destacan el poeta romántico, Samuel Taylor Coleridge; el escritor Thomas Love Peacock; Lord Byron, uno de los máximos representantes del romanticismo inglés; el escritor y médico, John William Polidori, creador del prototipo del vampiro; y el escritor y poeta, Percy Shelley, quien además fue su esposo.  

En 1816, Mary, Percy y Claire Clairmont viajaron a Ginebra, invitados por Lord Byron; a dicho viaje también acudió el médico de Byron, John William Polidori. Se dice que, durante ese verano, su anfitrión los retó a escribir una historia sobrenatural y que, por ello Shelley comenzó a redactar su célebre obra: Frankenstein o el moderno Prometeo, cuando sólo tenía 19 años. Algunos años después, Percy Shelley murió en el mar y Mary quedó viuda, con su único hijo, Percy Florance Shelley, a quien cuidó toda su vida, consagrándose a su escritura y a la publicación y difusión de los textos de su marido. 

Esta gran escritora murió el 1 de febrero de 1851; sin embargo, a través de su magna obra, Frankenstein, pervive en la memoria de todos los amantes de la literatura. 

Aportaciones a la literatura

Mary Shelley es una de las autoras más importantes del romanticismo, su magna obra, Frankenstein o el moderno Prometeo es una de las piezas más importantes e influyentes de la literatura, pues es considerada la primera obra de ciencia ficción y un claro antecedente de la novela negra, por lo que se ha convertido en un título imperdible de la novela gótica y un clásico universal. Gracias a esta pieza, Mary Shelley se ha ganado un lugar entre los grandes, como una de las más importantes y famosas escritoras a nivel mundial.

Libros destacados de Mary Shelley

Frankenstein (1818)

Mathilda (1819)

Valperga o Vida y aventuras de Castruccio (1823) 

El último hombre (1826)

Perkin Warbeck (1830)

Lodore (1835)

Falkner (1837)

Transformación y otros cuentos

Frases de Mary Shelley

“No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas”. Click To Tweet “Sé que usted busca el conocimiento y la sabiduría, como yo lo hice una vez; y espero vivamente en que la satisfacción de sus deseos no resulte ser una serpiente que le muerda, como ha sucedido en mi caso”. Click To Tweet “Te juro que hubiera preferido permanecer siempre en la ignorancia. Antes eso que descubrir la ingratitud y la depravación de una persona tan querida por mí”. Click To Tweet “El ser humano que quiere alcanzar la perfección debe mantener la serenidad y la calma, sin permitir que una pasión o un deseo circunstancial se entrometa en su espíritu”. Click To Tweet “Nada contribuye a tranquilizar la mente como un propósito firme, un punto en el que pueda el alma fijar sus ojos intelectuales”. Click To Tweet “Busca serenamente la felicidad y evita la ambición, aunque ésta sea en apariencia tan inofensiva como la que persigue el camino de la ciencia”. Click To Tweet “La contemplación de la grandiosidad de la naturaleza siempre confirió nobleza a mis pensamientos, haciendo que olvidara las preocupaciones cotidianas”. Click To Tweet
Publicaciones relacionadas

Deja un comentario